Login

Lost your password?
Don't have an account? Sign Up

La alimentación de Géminis

L@s nacid@s entre el 21 de mayo y 21 de junio saben bien que Géminis es un signo de aire —y, por tanto complejo—donde entran en juego la sensibilidad, la inteligencia y la sexualidad. Signo binario por excelencia, es el que mejor domina el lenguaje, la discusión o la búsqueda en común. Versátiles y autodidactas, l@s Géminis poseen una inteligencia viva pero adolecen de una adecuada orientación.

 

En lo que afecta a su salud, son el ejemplo perfecto de todas esas personas que invierten una gran energía en planificar excelentes decisiones “para otro día”. El tipo de decisiones que se posponen sine die con facilidad. Aunque sería deseable para preservar una correcta forma física, no es fácil ver a un Géminis seguir un consejo dietético.

 

Este signo gobierna los pulmones, los brazos, hombros, manos y nervios. Sus nativ@s son propens@s a padecer infecciones pulmonares, ya sean víricas (como la gripe), bacterianas (tuberculosis) ó tóxicas (humo del tabaco, gases contaminantes de tráfico, etc). Para prevenirlo, deben fortalecer desde la infancia su función respiratoria mediante ejercicios físicos apropiados como la natación, o los deportes al aire libre.

 

Tampoco es inhabitual su propensión a sufrir otro tipos de dolencias como:

 

· Dolores de hombros (periartritis escapulo-humeral)
· Codo de tenista.
· Parestesias (pinchazos u hormigueos en distintas partes del cuerpo) derivadas de trastornos circulatorios, insuficiencia vitamínica o enfermedades nerviosas.
· Enfermedades mentales debido a un delicado sistema nervioso: Angustia, neurastenia, depresión, etc. Algunas de estas patologías pueden atenuarse simplemente a través de la comunicación o la escritura terapéutica.

 

¿Qué pueden hacer l@s Géminis para protegerse del riesgo a padecer cualquiera de las dolencias que acabo de enumerar? Algo tan elemental como VITAMINARSE. El consumo regular de vitamina C, y una dieta rica en legumbres, frutas y hortalizas fortalecerá su sistema inmunológico protegiéndoles contra el riesgo de infecciones pulmonares. La vitamina D será beneficiosa en caso de sufrir parestesias o cuadros depresivos y, si atraviesa una época de actividad y estrés intensos —ya sea intelectual o deportiva— o durante el proceso de una enfermedad, deberá aumentar la dosis de vitamina B.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*