Login

Lost your password?
Don't have an account? Sign Up

La alimentación de Virgo

L@s Virgo tienen tendencia a convertir los pequeños contratiempos de la vida cotidiana en dolencias crónicas. Cualquier contrariedad o emoción negativa puede llegar a originar un cuadro de problemas intestinales: cólicos, diarreas, estreñimiento, espasmos digestivos, aerofagia…

 

Los principales trastornos de est@s nativ@s afectan al sistema nervioso y neurovegetativo, los músculos abdominales y, en general, el aparato digestivo. Todos estos contratiempos no se deben tanto al tubo digestivo como a un mal funcionamiento del sistema nervioso vegetativo —que afecta a los músculos autónomos, aquellos que no dependen de nuestra voluntad— y principalmente de los músculos digestivos, que hacen a l@s Virgo proclives a padecer contratiempos de salud como:

 

· Hinchazón abdominal y aerofagia. Para paliar estos problemas, es conveniente realizar ejercicio físico y tomar las comidas lentamente.

· Vómitos y naúseas, por lo general de origen nervioso. Ocasionados por la contracción de los músculos digestivos, son la respuesta física a contrariedades de tipo emocional del día a día, tal es la sensibilidad característica de l@s Virgo.

· Taquicardia y extrasístoles. El aire que se acumula en el estómago no provoca únicamente una hinchazón visible, también puede motivar la dilatación del estómago. Ésta, a su vez, es responsable de la compresión del corazón, que se encuentra próximo.

· Desequilibrio del sistema neurovegetativo. Al ser nativ@s bastante impresionables, su sistema nervioso vegetativo puede sufrir crisis de hipotensión, transpiración profusa, sofocos, diarreas, taquicardias, etc. Su nervio ciático también es propenso a inflamarse con facilidad, a causa de problemas vertebrales o abdominales.

 

 

Pautas para una alimentación óptima

L@s Virgo no son muy gloton@s, prefieren la calidad a la cantidad. Sin embargo, sería recomendable que dedicaran a su alimentación el tiempo necesario para favorecer una correcta digestión, incluso reservando un ratito después de las comidas para dar un paseo, sin prisas por reanudar la jornada de trabajo.

 

En cualquier caso, deben evitar las sustancias que puedan irritar su tubo digestivo (como las bebidas espumosas y el alcohol, el café o el tabaco). Por contra, el consumo de carne será muy beneficioso para ell@s.

 

Para atenuar sus habituales neuralgias deben ingerir alimentos ricos en vitamina B, potasio y vitamina C (suprimiendo siempre aquellos que sean excesivamente ácidos), en forma de legumbres y hortalizas; La vitamina C tiene la propiedad de aumentar la resistencia general del cuerpo, incrementar la tolerancia a la fatiga y prevenir trastornos intestinales.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*