Login

Lost your password?
Don't have an account? Sign Up

París, 13/11/2015: Una reflexión en clave astrológica

«No puedo decir que esté feliz, porque es una tragedia y un acontecimiento horrible; sólo puedo decir que en todo este horror hay algo positivo, y es que las personas se están uniendo en un sentido de unidad y de paz»

—Jean Jullien (autor de esta imagen viral, popularizada tras los atentados del 13N en París)—

 

 

Saturno, el planeta idóneo para ejercer el magisterio de la justicia, la ley, la madurez, la ética y los valores morales, se encuentra desde comienzos del invierno del 2014 en Sagitario, y a menos de dos grados de un cuadrado exacto de Neptuno. 

 

Recientemente, una serie de atentados en cadena perpetrados en París por terroristas islámicos ha sobrecogido a la sociedad occidental. El yihadista es una de las encarnaciones más desafortunadas de Saturno en Sagitario: el extremista violento, o cualquier persona impulsada hacia la violencia por pensamientos dogmáticos, como consecuencia de una pobre visión de lo que este magnífico planeta nos propone integrar en nuestras vidas.

 

El invierno pasado —cuando Saturno entró por primera vez en Sagitario— presenciamos el ataque a Charlie Hebdo y ahora, un año después, Europa se enfrenta a una amenaza similar, impulsada por el mismo combustible: el odio espoleado por el fanatismo religioso.

 

Neptuno se destaca como la promesa del cielo en la mente de los terroristas, a través del suicidio o la entrega del individuo a una causa superior. Pero Neptuno también comparte algo de la personalidad de la propia ciudad de París: la luz y el resplandor, el romance, la belleza y el éxtasis de los enamorados. En el pasado, París ha sido además el centro neurálgico de no pocas revoluciones y conflictos (Saturno en Sagitario).

 

Con la cuadratura Saturno / Neptuno, tal vez lo más difícil sea mantenerse al tanto de los dos lados de la plaza, en vez de culpar a uno de los dos planetas por las imágenes más inquietantes.

 

Dado el intenso flujo de opinión, información y desinformación difundido durante los pasados días en las redes sociales, no está de más recordar que el cuadrado de Saturno / Neptuno crea fácilmente víctimas y enemigos visibles a simple vista. Chivos expiatorios, mártires, pecadores y santos. Arquetipos en blanco y negro.

 

Ésta es la cruda realidad de Saturno, envuelto en una bruma, engañado e intoxicado por el victimismo de Neptuno. En otras palabras: también mueren cada día personas inocentes bajo los bombardeos de países “demócratas”, como consecuencia de la filosofía igualmente extremista que ampara el capitalismo occidental.

 

Este ejemplo de hipocresía y contradicción es otro de los aspectos reseñables de la cuadratura Saturno-Neptuno.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*