Login

Lost your password?
Don't have an account? Sign Up

La alimentación de Aries

El verano y las vacaciones suelen ser una época donde tendemos a relajar nuestros hábitos, en especial todo aquello que concierne a la alimentación: un pretexto perfecto para estrenar una nueva serie de “fascículos coleccionables”, enfocados en la relación entre el Zodíaco, la alimentación y nuestro bienestar.

 

Las personas somos realmente complejas, mucho más que una serie de rasgos sugeridos en nuestro signo zodiacal. Aunque nazcamos bajo un signo concreto, también tenemos un ascendente, unos planetas y unas casas astrológicas que van a condicionar nuestra individualidad y su espacio de desarrollo, nuestra salud y nuestro cuerpo físico.

 

Por ello, no es fácil compartimentar el tema de la alimentación y la salud de las personas en doce influencias zodiacales, y es preferible ofrecer una lectura global: hay todo un conglomerado de aspectos astrológicos en juego, que deben ser desentrañados detalladamente para poder ofrecer un diagnóstico correcto de riesgos y fortalezas.

 

Espero que estos monográficos sean de vuestro interés. Vamos a comenzar por ARIES.

 

A los nativos de este signo les encanta comer, sin preocuparse demasiado de hacerlo saludablemente: prefieren la cantidad a la calidad. Cuando invitan a sus seres queridos, se esmeran en ofrecer una mesa bien surtida pero, cuando están solos, comen de manera frugal.

 

Sus hábitos informales les inducen a picar a todas horas, por lo que —sin llegar a la obesidad— su imagen denotará su gran apetito. Si regularizaran adecuadamente los horarios de comidas y aceptaran vigilar un poco su alimentación, los Aries se ahorrarían muchos disgustos.

 

A pesar de la carencia crónica de potasio, deben evitar el abuso de sal para prevenir el riesgo de hipertensión, reemplazando la sal de cocina (cloruro sódico) por sal dietética (cloruro potásico) o consumiendo habitualmente plátanos.

 

Además de la hipertensión, hay otras dolencias características de los Aries localizadas en torno al cráneo y órganos del rostro: muelas, oídos y senos nasales son muy sensibles a posibles problemas, y a los cambios extremos de temperatura y presión atmosférica. También son frecuentes neuralgias, cefaleas y arterioesclerosis.

 

Deben eludir los alimentos con alto contenido en grasa, así como el tabaco, y adoptar una dieta rica en vitamina B: arroz integral, dátiles, levadura de cerveza… Para evitar dolores de cabeza frecuentes, conviene eliminar los alimentos desencadenantes, como el vino blanco o el chocolate.

 

A pesar de todas estas recomendaciones, los Aries tienden a quitar importancia a sus dolencias y hacer oídos sordos a los consejos de quienes velan por su salud, ya que detestan estar enfermos, y siempre parecen tener prisa por recuperarse para recobrar sus hábitos normales.

 

Las personas nacidas en los siguientes años pueden manifestar de manera especial las patologías características que acabamos de describir:

· Octubre 1939 …… Abril 1941
· Mayo 1958 …… Diciembre 1959
· Diciembre 1976 …… Julio 1978
· Agosto 1995 …… Enero 1997

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*